[Crónica] Ankhara + Decibel Race + Monasthyr

El pasado sábado 4 de Mayo, en la conocida sala Sir Laurens de Oviedo, tendríamos la oportunidad de vivir una noche de acordes mágicos de la mano de los asturianos MONASTHYR, que continúan con la gira de su último trabajo, DECIBEL RACE, quienes nos presentaban su primer EP, y el plato principal de la noche, ANKHARA, quienes nos traían una selección de sus mejores canciones de siempre a la par que presentaban su reciente álbum, SINERGÍA.

Puntuales ante la falta de tiempo arrancaban la noche MONASTHYR, desatando los “Seis Infiernos” y el tema que da nombre a su último trabajo, “Templo del Terror”, sobre un público que empezaba a calentarse. “Desafío” sería el tercer tema de la noche, seguido de un breve pero incendiario guiño a METALLICA con los primeros compases de “From Whom the Bell Tolls” para dar paso a la emotiva “la Erosión de mis Lamentos”, que nos transportaba a su primer trabajo de larga duración llamado MIL NOCHES BAJO EL SOL. Llegando al ecuador de la actuación, y ya con todos los asistentes en su bolsillo, brillaban las guitarras anunciando el “Angel Vengador” para, posteriormente, mezclarse entre el público y hacernos participes de sus coros en “Luna Maldita”.

    

Amenazaban despedida homenajeando a NINO BRAVO con “un Beso y una Flor”, pero el final estaría reservado para un nuevo viaje a su pasado con “Bajo los Restos”, dejándonos a todos con un gran sabor de boca y muchas ganas de más, y no es extraño teniendo en cuenta la habilidad y virtuosismo de Javy en los solos y el carisma de Axel, pura actitud a las 6 cuerdas también, el poder y manejo de la voz de Jorge, la presencia de Julio al bajo y la potencia de Imanol tras la batería.

    

Llegaba el turno de DECIBEL RACE, que descargaban con intensidad su Heavy Metal con pinceladas de Speed y Progresivo. “Street Killer” iniciaba el viaje por su EP debut, FEEL THE FEAR, siendo toda una declaración de intenciones de lo que se aproximaba. Seguían dos temas nuevos, “Fast in the Night” y “The Death of Us All”, que seguramente formen parte de un trabajo aún en proceso, pero que mantienen el carácter afilado y frenético. En contraste con todo lo anterior, llegaban los arpegios lentos y envolventes de “Thinking of You” que funcionaba a la perfección como introducción a su siguiente tema, “Without Warning”, recuperando los compases más cañeros del inicio.

       

Atacaban seguidamente con sus más de 10 minutos de “Trail of Fire, Relentless Passion”, sonando más duros y oscuros en la primera mitad y dando casi todo el protagonismo a las guitarras en la segunda. Acercándose al ocaso de su actuación y dándose cuenta de que les sobraban unos minutos dentro de la ajustada agenda, sorprendían con una versión de PRETTY MAIDS, “Back to Back”, haciendo temblar a toda la sala antes de poner su guinda particular con “I Comand” muy coreada por el público, cerrando así una actuación en la que destacaron la prodigiosa voz de “Dini” González, los riffs cañeros y solos rápidos a cargo de Jesús Álvarez y José “Triskel”, la base rítmica de manos de Francisco Cabañas al bajo y Frank Guerra a la batería y la puesta en escena impecable de estos 5 músicos experimentados.

   

Finalmente y llegando al plato fuerte de la noche, los esperados ANKHARA irrumpían en el escenario comenzando rápidamente con el primer tema de su último álbum, “Te Toca Sufrir”, mostrando un Pacho Brea en muy buena forma. Continuaba la marcha con un viaje a su más lejano pasado, DUEÑO DEL TIEMPO, con “Demasiado Tarde” y “Un Paso Más”, que conseguían hacer a los asistentes empezar corear. Turno para “Sueña” y, de nuevo deleitaban con recuerdos de hace 20 años, “3:40” y “Jamás”, canciones que abren su primer y segundo álbum respectivamente. Como una bala directa al corazón disparaban “Sigo en Pié” y, tras “Oceanos de Arena” un imponente solo de batería de Matt de Vallejo. El resto del grupo volvía a unirse a Matt en la tarima con “No Digas Nunca” y la muy coreada “Mente Atormentada”.

Ya con el público totalmente enloquecido y con el propio Pacho, móvil en mano dejando constancia de ello, tocaban “No Mires Atrás”, y tras unos problemas con la pedalera de Alberto Marín, amagarían despedida con “Ayúdame” pero volverían para dar un cierre majestuoso con “Hasta el Fin” y “Acordes Mágicos”, en la que fueron acompañados por los miembros de DECIBEL RACE y MONASTHYR, con el propio Jorge Sanz acompañando a las voces. En resumen, una gran presentación de su último trabajo, SINERGÍA, acompañado de sus éxitos pasados, que aún hoy siguen calando entre su público, con un Pacho Brea pletórico, a cargo de los solos un diestro Cecilio Sanchez, acompañándole a las 6 cuerdas con una actitud imponente, Alberto Marín, un carismático Sergio Martinez al bajo, interactuando durante todo el concierto con el público y finalmente un Matt de Vallejo poderoso e intenso en la batería.

  

   

 

Crónica y fotos: Saúl Benéitez.

  • Ismael Heavy Tronk

    Gran Trabajo Saul, espero con muchas ganas tu siguiente cronica!
    un abrazo amigo

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WordPress SEO fine-tune by Meta SEO Pack from Poradnik Webmastera
A %d blogueros les gusta esto: