[Crónica] San Valengrind: Moñigo + Amargore + Mortem Tirana

Sábado, 13 de Febrero, víspera del día de los enamorados. ¿Se os ocurre un mejor momento para disfrutar de una noche cachonda y gamberra? Pues a Semen de Orco Muerto Producciones no, y a EME tampoco.
Y allá que nos dirigimos a los estudios Rock & Pop de Madrid para asistir al acertadamente llamado San Valengrind Night Death Fest. La sala fue fácil de encontrar pese a que está metida en un callejón, ya que solo con asomarse uno puede ver un cartel bastante llamativo.
Lo cierto es que llegamos bastante antes de la hora acordada para empezar el show, pero no me importó. Así pudimos resguardarnos de la lluvia (llegué un poco bastante empapado) y tuve la ocasión de saludar a una buena amiga.
La cosa ya estaba a punto de empezar tras los casi omnipresentes retrasos (de los cuales he aprendido a no quejarme), y yo estaba un poco ansioso, fruto de la curiosidad. Justo el día antes del concierto Vaginal Kebab había cancelado su participación, por motivos familiares de uno de sus miembros, y no tenía la menor idea de quienes iban a sustituirles. Cuan fue mi sorpresa cuando descubrí, un poco tarde eso sí, que los grandísimos Moñigo eran los encargados de tal responsabilidad, así como de abrir la noche. ¡Y no solo eso! También descubrí que el organizador del evento, Edu, era el propio vocalista de Moñigo.
Sí, todo esto desmuestra que no conozco a casi nadie y voy dando palos de ciego, pero bueno, dadme tiempo.

El pequeño festival comenzó con una intro con música épica y vómitos, como no podía ser de otro modo, anunciando la que se avecinaba y dando paso a la primera canción, “Canapés de Mierda”, no apta para todos los paladares. A esta le siguió “Apesta y Gana”, y quedó claro que todo iba viento en popa. Sobre el escenario, los músicos volviéndose locos, moviéndose casi espasmódicamente. Frente a él, las hordas copromaníacas compartiendo su demencia, danzando sus himnos a los excrementos.
Vale que la sala estaba un poco vacía el principio, pero no importó lo más mínimo. El público lo dio todo desde la primera canción, algo que no se ve mucho y siempre es d agradecer.
Llega el primer momento tierno de la noche, proporcionado por la hermosa “Eres la Elegida” en la que amor, sodomía y coprofilia se dan la mano para traernos a la mente imágenes románticas que, francamente, algunos preferiríamos no tener. ¡Pero qué bien lo pasamos!
Las parafilias y asquerosidades varias continuaron, respaldadas por un bajo que fue a la yugular en cada canción (cuyo propietario no solo lo tocaba magistralmente, sino que no dejó de bailar esos ritmos gorrinos en ningún momento), una guitarra grave que repartía machetazos a diestro y siniestro, y una voz oscura cargada de promesas depravadas. A estos grandes les acompañó un pequeño ordenador que se encargó de la batería, y aquí me gustaría mencionar dos cosas que me sorprendieron: La primera, es la perfecta sincronía con la que se sumaban a las notas vomitadas por el aparatejo, haciéndole notar como un miembro más del grupo.
La segunda, el increíble sonido del que hicieron gala en todo momento. En este aspecto, me esperaba algo mucho menos nítido, más caótico. Me quito el sombrero.
Y así, entre bromas sobre orgías con Bertín Osborne, pogos, y más heces, el concierto de Moñigo tocó a su fin con “El Jardín del Hedor” y “Las Tías Buenas no Cagan”.
¡Mierda de primera calidad!
SET LIST:
01.- Intro
02.- Canapés de Mierda
03.- Apesta y Gana
04.- Eres la Elegida
05.- La Venganza de los Coprófagos
06.- La Avanzada Pestilente
07.- Ritual
08.- Te Apetezco
09.- Modelo Shitman
10.- Ojete Escocido
11.- Alto Standing
12.- Jardin del Hedor
13.- Las Tías Buenas no Cagan

Tras un breve descanso para reponer energías, y una intro bastante bella con elementos de música clásica y operísticos, los Amargore comienzan a tocar sus temazos de death/thrash. Lo hacen confiados, con ganas y potencia, arropados por un público que les conoce y les apoya.
Desde el principio dejan claro que en sus canciones hay de todo, tanto pinceladas melódicas como partes sacadas de las entrañas de un dios primigenio, pasando por zonas más sucias, o más violentas. Y lo hacen con los cambios durante “Eternal Night”, así como con la fantástica combinación de las voces de Gonzalo y Dani, la primera de ellas llamativa, pues parecía más propia de terrenos grindcore.
Amargore ofrecen un espectáculo fantástico en todo momento, pero hay cosas que me gustaría destacar. Una de ellas es la labor de Dani a la batería, que estuvo sobresaliente durante todo el concierto, pero con una pega… y es que el pobre hombre se estaba dejando la vida en cada grito, y pese a ello apenas le escuchábamos. Una verdadera lástima.
Otra cosa que me gustaría remarcar es la personalidad de la que el bajo hace gala. Me parece un instrumento que por norma general está bastante infravalorado, y siempre se agradece encontrar grupos como Amargore, que le dan su merecido protagonismo, y no un papel secundario detrás de los demás instrumentos.
Antes de bajarse del escenario, nos dejaron con regalos tales como ritmos pesados y melancólicos más típicos del doom, violencia verbal y musical, sexo, sangre, dinero, algún ritmo pegadizo, canciones a tres voces (para mi disfrute personal), e incluso fragmentos que rozaban la psicodelia. Todo ello, por supuesto, aliñado con constantes muestras de humor, y con los músicos pasándolo como enanos.
¡Geniales!
SET LIST:
01.- Intro
02.- Eternal Night
03.- INRI
04.- Bloody Money
05.- Orgy
06.- Regression
07.- Crazy Cows
08.- If Th Mother Fuckers
09.- To the Shit
10.- Ischemic Darkness

Los encargados de rematarnos eran Mortem Tirana, banda de la que ya os hablé hace más o menos un mes, y de la que me llevé muy buena impresión. Pedí más Mortem Tirana, y se me ha dado. ¡Ojalá me pasara lo mismo con todo!
¿Qué puedo decir que no haya dicho ya de estos monstruos? Cada uno de sus temas es una promesa de muerte camuflada entre nota y nota.
Alternan de forma sublime en su repertorio, obsequiándonos con cortes brutales y sanguinarios, que transmiten directamente a nuestro cerebro escenas de rubias exuberantes huyendo por el bosque de tipos con motosierras, y con otros más lentos, pesados y oscuros, banda sonora perfecta para aquelarres.
Todos los miembros de Mortem Tirana tocan como si cada uno de ellos fuese una extremidad de un gran titán de carne putrefacta sediento de sangre caliente.
Tappings vertiginosos, solos en los que la guitarra parece que vaya a romper a llorar, bajo contundente directo a la mandíbula, batería brutal, y voces de ultratumba. Todo ello conforma un cóctel explosivo muy, como reza el título de una de sus canciones, “Neck Breaker”.
La verdad es que a mitad del concierto el público comenzó a dar muestras de cansancio, pero eso no les impidió marcarse algún mosh puntual, ni cabecear los ritmos más agresivos de Mortem Tirana, así como tampoco los músicos redujeron la lluvia de cuchilladas y mordiscos.
Sin lugar a dudas otro conciertazo por parte de estos chicos que, además de tocar de nuevo las 12 canciones que ya les había visto lucir en directo, se marcaron una versión sorpresa del “Anarchy in the UK” de los Sex Pistols que terminó de agotar la reserva de energías de los espectadores, que se mostraron encantados ante tal regalo de despedida.
SET LIST:
01.- Intro
02.- Garden of Víscera
03.- Tyranny Begins
04.- Questions
05.- War Disasters
06.- Massacred
07.- Vampirized
08.- Doom Speed Train
09.- My Name is Death
10.- Troops of Doom
11.- Sanity
12.- Neck Breaker
13.- Tormentor (cover de Kreator)
14.- Anarchy in the UK (cover de Sex Pistols)

El balance final de la noche: ¡¿Cuánto decís que falta para la próxima?! Espero que poco. Por favor y gracias.
Una vez más, gracias a todos los asistentes, a los organizadores, a los músicos, a toda la gente que hace posible estos bolos. Gracias por eso, y por mantener siempre ese ambiente buenrollero con bromas, risas, y música de calidad.

Fotografías realizadas y editadas por Álvaro Carlier.

Deja un comentario

WordPress SEO fine-tune by Meta SEO Pack from Poradnik Webmastera
A %d blogueros les gusta esto: