[Crónica] Valkyria + Sylvania

Sábado 18 de mayo, día lluvioso en el barrio de Barakaldo, Bilbao, aunque bastante irrelevante sabiendo la intensa noche que nos esperaba en la Sala Edaska, con las inminentes actuaciones de Sylvania y Valkyria. Ambos presentando su nuevo material, solo que unos llegados desde tierras valencianas y otros tocando de nuevo en casa.

La apertura de puertas se producía prácticamente con puntualidad y el inicio de las actuaciones también, de hecho cuando llegamos ya había una pequeña cola en la puerta esperando la apertura. Cosa que se reflejaría casi de inmediato en el interior de la sala, prácticamente abarrotada cuando iban a dar inicio las actuaciones. Este hecho me llena de satisfacción, ya que no es algo muy habitual últimamente.

Ocuparon las tablas mientras sonaba la Intro Mare Tranquillitatis los chicos de Sylvania y sin dar tregua enlazaron con el tema El Reino de los Sueños, primer corte del álbum que venían a presentar, Testigos de las Estrellas. En este punto del show, prácticamente recién iniciado, el público ya estaba totalmente entregado, al parecer en la sala había algún que otro seguidor fiel de la formación. Comentar de nuevo que me siento muy satisfecha al respecto, porque hacía mucho que no asistía a un concierto en el que desde el segundo uno todo fuera pura adrenalina.
Dicho esto, Sylvania estuvo completamente a la altura de las circunstancias, con un su vocalista Alfonso, mostrando todo su potencial y su carisma sobre un escenario, interactuando con Álvaro, bajista de la formación, que también se mostró agradable y entregado, simplemente digno de admirar.

Continuaron su actuación con Transylvania, La Tentación del Mal y La Princesa Prometida, temas de anteriores trabajos, que estuvieron muy bien escogidos, porque el público coreo todas y cada una de sus letras.

   

Los siguientes fueron La Maldición de Dabria y Sangre, Sudor y Lagrimas, de nuevo cortes de su último trabajo y que por cierto en el primero, contaron para el disco y el videoclip con Jessi Williams vocalista de Ankor.

Hacer mención al buen equipo que forman, se notan los años de experiencia y la compenetración que conlleva la misma. Alberto se mostró seguro y directo, haciéndonos sentir cada nota de su guitarra, y apoyó en todo momento a su «frontman», tanto en los coros como a la hora de animar al público y/o presentar los temas.

Llegó el momento “cover”. Sin decir el titulo empezaron a sonar las primeras notas y todos los asistentes fuimos capaces de reconocer esa versión de Desatame (2.0) de la gran Monica Naranjo. Todos muy heavies en la sala, pero todos cantando a grito pelado todas y cada una de las palabras de este pedazo de tema, añadiendo, si se me permite, muy bien adaptado por Sylvania, no podría poner ni una pega.

   

Seguidamente ‘Finis Templarii’ nos hacia regresar a tiempos pasados, pero eso si, sin decaer ni un pequeño ápice. Ni siquiera su batería Sergio, el cual también debo mencionar, ya que combinó a la perfección sus voces guturales y coros, con esa base rítmica tan típica del power. Me dejó perpleja con su destreza a las baquetas y su forma de tocar, simplemente espectacular. Una leyenda dice que hubo una vez un batería, solo por su forma de tocar, que consiguió que empezara a fijarme en ese instrumento que siempre se queda al fondo en todos los escenarios, pues en este caso la historia se repitió, sin lugar a dudas.

Le llegó el turno al segundo single de su último trabajo, Espíritu de Fuego, el cual presentaron en su día en forma de Lyric Vídeo y el cual,  continuó manteniendo los ánimos al 110% para dar paso a un nuevo cover, en esta ocasión de una mítica banda del Power Metal, Helloween. De nuevo sin presentarla, solo preguntando si por casualidad alguien la conocía, empezó a sonar la adaptación de Eagle Fly Free. Podría decir que como suele pasar cuando una banda toca un cover de formaciones del nivel de Helloween, la sala se vino completamente arriba, pero es que en esta ocasión ¿cuando se habían quedado abajo?.

Cerraban su actuación con Testigos de las Estrellas y Luna Quebrada, de nuevo interpretadas con la maestría que les había caracterizado durante toda su actuación. Y ofrecieron a modo de bis el tema Vive en tu Memoria, dejando al público más que satisfecho, aunque siempre con ganas de más, por lo menos en mi caso así fue.

Les llegó el turno a los chicos de Valkyria que ocupaban el escenario bajo el sonido de Clamor Vitae, intro de su primer trabajo Principio y Fin, y bajo la aclamación del público que les esperaba con ansias. Sin tregua alguna continuaron con Tierra Hostil, Identidad Perdida y Vida Eterna, todos temas de su último disco Tierra Hostil y ya demostraron con creces el buen equipo que forman, su buen hacer y la magia que desprenden sobre el escenario. Añadir que el sonido les acompañó bastante bien durante toda su actuación.
El público estaba mucho más que entregado, prácticamente todos los que allí nos congregábamos fuimos capaces de corear con ellos todas sus letras. Sin duda se respiraba un torbellino de emociones, pasión y buena música.

Entonces dieron paso a Principio y Fin, tema de su anterior disco con el mismo nombre. Yeray ya tenía metido al público en el bolsillo, ya que a pesar de tener que estar pendiente de las voces y la guitarra, hace sus funciones de «frontman» a la perfección y anima al público entre canción y canción sin problema alguno. Además nos ofreció una escapada del escenario para pasearse guitarra en mano entre el público (aunque soy incapaz de recordar el tema exacto en el que lo hizo), todos se congregaron a su alrededor para disfrutar el momento e inmortalizarlo en un sin fin de dispositivos móviles.

   

Volvieron a Tierra Hostil con los temas Abatido y Rencor y de nuevo me vi sorprendida con la magia que Yeray y Borja desprenden juntos a las guitarras, forman un gran equipo y se compenetran a la perfección. Comentar, desde mi punto de vista, que me impresionó bastante el ver a dos guitarras solistas y a la vez rítmicas, es decir, ambos compartían solos, a veces en temas diferentes y otras en el mismo. Como sabréis esto no es algo muy común, e incluso puede parecer hasta raro, pero cuando las cosas se hacen bien y además funcionan, no hay mucho más que añadir, simplemente es brutal.

De nuevo regresamos a su primer disco con Sobre el Cadalso y así dar paso al momento emotivo de la noche con Selenelion, balada de su nuevo álbum. Llegados a este punto seguimos viendo a unos Valkyria de diez, tanto desde su base rítmica ofrecida por Jon y Gorka, como el potencial de la voz de Yeray y/o la destreza de Borja a las seis cuerdas.

  

Bajo el clamor de un público totalmente extasiado con estos chicos, regresaron a Principio y Fin con Estandarte, tema que presentaron por todo lo alto y que fue acogido al mismo nivel. Después nos sorprendieron con la interpretación de El Último Mohicano, tema archi conocido y muy épico que han hecho suyo en esta magnifica adaptación, sin duda, saben como mantener el nivel en sus conciertos aportando estas pequeñas pinceladas en el momento exacto, consiguiendo que los pocos dudosos en cuanto a su potencial, terminasen convenciéndose del todo.

Continuaron con Vulnerable, de nuevo regresando a tiempos pasados de  Principio y Fin, y de nuevo siendo muy bien recibido por el público, entre los cuales se encontraban seguidores habituales dándolo todo en las primeras filas. Y antes de desaparecer del escenario nos deleitaron con Tuareg, toda una declaración de intenciones que no solo “cerraba” este concierto especial si no que también pone el cierre a su disco Tierra Hostil. Bailes de guitarras y bajo al son de la música hicieron que el escenario se les quedara pequeño literalmente.

Tras gritos de «¡Beste Bat!», volvían a subir al escenario para tocar Código de Honor, tema que yo ya echaba de menos en su set list, ya que se ha convertido en un clásico de la banda tras el lanzamiento de su videoclip. Además no quedándose la cosa ahí, ya que continuaron con Ecos del Mañana, único tema que faltaba por sonar de su nuevo álbum, sin contar el pequeño instrumental Dunas de Sal, claro esta, cerrando el gran concierto con Tus Secretos, de su anterior trabajo, haciendo las delicias no solo del público, si no de mi misma, ya que es la canción con la que yo conocí en su día a esta gran banda y para mi es ya todo un himno, sin duda, un cierre por todo lo alto, digno del directo que acababan de ofrecer.

Me quedé con ganas de más, tanto por la parte de Sylvania como con Valkyria y sin duda en cuanto tenga ocasión pienso repetir la experiencia.

Y quiero añadir que muchas veces escribir una crónica se hace terriblemente difícil, sobre todo, cuando intentas separar técnica con sentimientos, pero me he parado a pensar y me he dicho a mi misma, ¿que es la música? pues la música al fin y al cabo es sentimiento, es vida, son emociones, así que ¿porque no mezclarlas en una crónica?, malo seria aquella banda que en su concierto no te erizó la piel en algún momento. Vive, siente y disfruta del metal como si no hubiera un mañana.

 

Próximamente:
ÁLBUM DE FOTOS COMPLETO: https://www.facebook.com/IreneVVfotografia/
VÍDEOS: https://www.youtube.com/channel/UCNV77DXkKtca-fDN0F0l5WA

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WordPress SEO fine-tune by Meta SEO Pack from Poradnik Webmastera
A %d blogueros les gusta esto: