Agonica, “Collapse”

“Collapse” es la obra más reciente de este quinteto vigués formado por David Veiga y Carlos Herbello a las guitarras, Ismael Couñago al bajo, Kike Lagoa a la batería (debido a una lesión en la mano, las baterías aquí las grabó Marcelo Rubén Aires de Colosso, Holocausto Canibal…) y la nueva incorporación Marcos Chao a las voces. Vienen de la mano de Blood Fire Death (Human Ashtray, Barbarian Swords, Hyban Draco…) y de la edición de Molusco Producciones (Angelus Apatrida, La Dama Oscura, Delyriüm…), añadiendo más brutalidad y mejorando aún más sus composiciones.

Grata sorpresa la que me he llevado con este nuevo álbum de los gallegos Agonica, grata no sólo porque el mismo sea de buena factura sino porque realmente a un servidor, le asusta la etiqueta de Death Metal Melódico. En los últimos tiempos, cada vez que me encuentro con una banda así denominada, lo único que oigo son algunos riffs copiados de la escena sueca de moda allá por mediados de los 90 (véanse In Flames, Dark Tranquillity, At The Gates…) y esa maldita voz de quinceañero en celo, que dan ganas de…

Por suerte y como os podréis imaginar, ese no es el caso que aquí nos ocupa. El grupo fue creado en 2004 y este ya es su segundo disco (tras “A New Onset” de 2013), lo que demuestra que no son ningunos novatos en esto de la música extrema.

La diferencia principal con su material previo, son las voces, ahora más guturales principalmente (aunque también utilizan otros registros), dando un paso adelante y alejándose así de las típicas rasgadas y tradicionales del estilo, utilizadas hasta la saciedad y algo de lo que sí pecaban en sus anteriores trabajos.

Las guitarras/bajo son potentes y con bastante melódía, no son dulzonas ni tampoco abusan de los riffs armonizados a piñón fijo, están trabajadas y son bastante variadas. Poseen algún guiño al Death Metal de la vieja escuela por aquí, algún toque Thrash Metal por otro lado…pero ojo, sin abandonar las influencias modernas presentes en su música, eso es ya marca de la banda. La batería es aplastante y demoledora, han conseguido un mejor sonido para la misma que en “A New Onset”, digamos que siguen sonando bien, en las referencias de Agonica es algo bastante normal el que el conjunto así lo haga, pero que han ido limando pequeños aspectos que quizá estaban más endebles.

“The King of Worms” es un genial corte para abrir el disco, rápido, agresivo y con algunos ideales medios tiempos para reventar tu cabeza y cuello. También “Unwritten Laws”, con riffs pegadizos y afilados o el mismo “Collapse”, que da título a este plástico, una canción con gancho y brutal. También “Confortable Indifference” uno de los temas más salvajes y con mucha técnica. Las letras por su parte y en general (conectadas entre sí), hablan del empuje de la civilización a un punto sin retorno y sobre el derrumbe actual de las sociedades con un toque de filosofía. Para los que no hayáis oído anteriormente a Agonica, os gustarán si disfrutáis de grupos como Carcass (era “Heartwork”), Decapitated (últimos lanzamientos), The Haunted…

Para la producción, han vuelto a contar con Pedro Mendes (Bloodhunter, Blast Off, Heavenwood…) que también se ha ocupado de la grabación de guitarras y batería, en los Ultrasound Studios de Braga, Portugal. Del bajo y las voces, se ha encargado André Rodrigues (Humanart, Monolyth, Elitium…) en los Fullpower Studios, de la misma ciudad lusa, mientras que la masterización, ha sido registrada por Tristán Iñiguez (Darkness by Oath, Sad Eyes, Obsidian Kingdom…) en sus Auryn Studios de Aretxabaleta (Gipuzkoa).

Mejoría clara de Agonica en este su nuevo plástico, en el que han sabido conjugar sus influencias modernas con algunas de estilo más clásico, sin perder ni un ápice de fuerza y desmarcándose algo de la gran masa de formaciones que repiten la misma fórmula una y otra vez.

 

Deja un comentario

WordPress SEO fine-tune by Meta SEO Pack from Poradnik Webmastera
A %d blogueros les gusta esto: