Dystopia, “Way To Unfold”

Dystopia es una banda de Heavy Metal / Metal Progresivo procedente de Szeged, Hungría.

Formada en 2004 por Péter Bajus (bajo), Balázs Mezey (guitarra), Gábor Vári (voz/guitarra) y János Hajnal (batería), su primer álbum “Incompetence Drive” salió a la luz el 3 de Julio de 2007. Altamente ignorado por la crítica y contando ya con una producción notable, tuvieron que pasar 7 años hasta que la banda publicara su próximo álbum “Way To Unfold”.

Para éste álbum, se mantuvo la formación original, pero a la banda se incorporó el batería Rácz Andras.

dystopia

El disco arranca con una breve intro armónica por parte de las guitarras en “Acid Smile” hasta que se introduce la batería y entonces las seis cuerdas se vuelven más agresivas, dejando paso a una voz limpia con un registro un tanto melódico, hasta encontrarnos con unos acompañamientos algo más “groovies” con toques de Death Metal. Mientras el tema avanza, vamos encontrando arreglos muy curiosos en la guitarra, saliéndose de los esquemas marcados y explorando acordes progresivos hasta llegar al breve interludio donde un riff pesado acompañado de unos toques nos da la bienvenida al gran solo de Balázs Mezey, todo un derroche de técnica que deriva en el tramo final de éste primer corte del álbum volviendo a corear su estribillo y despidiéndose con los mismos acordes con los que empieza.

Le sigue “Devil’s Playground” que arranca con una batería con toques tribales acompañando la guitarra de Mezey hasta que la voz de Gábor Vári toma forma alrededor del acompañamiento técnico, esta vez más desgarrada que en el primer corte del álbum, con un riff potente de fondo, mientras la batería sigue al compás. El tema se desenvuelve muy bien hasta llegar al solo de guitarra, donde volvemos a encontrar un trabajo magistral a las seis cuerdas, y así llegamos a la parte final de éste tema, donde las voces se tornan más agresivas y oscuras.

“New Sheet” se abre paso como la hoja de ese libro que pasa rápidamente y nos muestra algo que todavía no hemos vivido, arrancando con un riff de guitarra en “clean”, mientras la segunda guitarra se desenvuelve cómodamente y la percusión por parte de Rácz Andras realiza un trabajo magistral aquí. La voz otra vez vuelve a ser el plato fuerte de éste tema, con un estribillo enérgico y pegadizo que arranca con mucha fuerza y evoca en un solo de guitarra melódico, bien ejecutado y perfectamente sincronizado con la rítmica de fondo. Así como avanza el tema, volvemos a encontrarnos con aquellas voces desgarradoras del primer tema del álbum, que nos transportan a un futuro distópico en el que todo está por descubrir, mientras la guitarra ejecuta un riff potente que termina dando paso al tema-título del álbum “Way to Unfold”.

El cuerpo se relaja, arranca con un juego de batería enérgico que interrumpidamente se torna en un acompañamiento magistral para las guitarras melódicas, introduciéndonos en un tema a medio tiempo con arreglos muy progresivos en las guitarras, sin dejar de mostrar ese toque Avant-Garde que caracteriza el álbum, con unas voces limpias y dulces, transmitiendo una sensación de paz y nostalgia que llega al clímax con el enorme solo de guitarra mientras las voces siguen desgarrándonos el alma con unos registros vocales altos, tornándose en un viaje oscuro al fondo del alma a medida que avanza el tema, culminando con un riff pesado y una batería potente.

“Shut the Door” acecha en las sombras con una siniestra intro, mientras la guitarra emerge del fondo del abismo sacudiendo la batería con una pegada característica del más puro Thrash Metal de los noventa. La voz es un cuchillo recién afilado en éste tema, dura y fría se te clava desde el primer momento que escupe las primeras estrofas, un trabajo excepcional por parte de Vári, contando con la colaboración de Gergó Tóth (Blind Myself). A mitad del tema encontramos un “break” donde la guitarra se encarga de introducirnos en la locura máxima, consiguiendo unos acordes precisos y bien ejecutados, con una técnica mágica, mientras el complejo solo se desenvuelve dolorosamente como un embrión que se gesta en el interior de su huésped, alimentándose de él, hasta que el ente portador revela su presencia en forma de esas vocales crudas y guturales que hemos escuchado a lo largo del tema, culminando con un riff prácticamente Hardcore que termina de forma prematura dando paso a la calmada “Essential Casualties” Ya ha pasado la marea, las guitarras más armónicas vuelven a mostrarse, un trabajo notable el de las seis cuerdas en todo el álbum que aquí se torna menos agresivo, con unas vocales tranquilas y apacibles, un estribillo calmado y melódico, haciendo énfasis en el gran solo de guitarra, para mí el mejor de todo el álbum, y es difícil decantarse por alguno de ellos.

“Incomplete” se abre paso con unas guitarras acústicas que ejecutan una tarea envidiable, unos acordes melódicos y a la vez con un toque sensual y romántico. Sin duda, una intro demoledora que evoluciona a modo de balada clásica, con unos registros dulces y apasionados. El trabajo de las guitarras es excepcional, desarrollándose a la par, perfectamente sincronizadas y tornándose en una sola. El tema avanza lentamente, como una carícia suave que recorre tu piel, culminando en un arpeggio acústico que nos presagia lo que viene a continuación.

“Memories” arranca rápida y furiosa, con una batería directa y asesina, la guitarra vuelve a tomar forma de su lado más oscuro y se muestra en éste gran corte que cuenta con la participación de Jozsef Jozzy Takacs (Leander Rising).

“Eltavozas” se encarga de cerrar el álbum, una vez más contando con guitarras acústicas y eléctricas conviviendo a la vez. Las lyrics en húngaro marcan la diferencia, con la participación de Leander Koteles G Attila Vordos (Leander Rising), un tema melancólico y salvaje que culmina éste grandísimo trabajo de Dystopia.

En general, un álbum notable, con una gran producción y una técnica magistral. Vuelvo a hacer ahínco en el gran trabajo de la guitarra y la batería, así como la voz y el bajo, destacando sobretodo los temas “Incomplete”, “Way To Unfold” y “Acid Smile”.

Sin duda, una gran sorpresa en éste 2015 el descubrimiento de éste álbum.

Formación:

Péter Bajusz – Bajo (2004-actualidad)

Balázs Mezey – Guitarras (2004-actualidad)

 Gábor Vári – Voz / Guitarras (2004-actualidad)

 Rácz Andras – Batería (2014-actualidad)

 

Deja un comentario

WordPress SEO fine-tune by Meta SEO Pack from Poradnik Webmastera
A %d blogueros les gusta esto: