Into The Nethermost, “Chronicles from the Black Bile”

Into The Nethermost es una banda de Black/Death de Barcelona fundada en 2009 por miembros integrantes de Dark Awake tras la marcha de Gerard Viladomat. Su primer trabajo “Once Upon The Graveyard” salió a la luz en 2013 cosechando buenas críticas y vuelven a la carga en 2016 con su segundo disco de estudio “Chronicles From The Black Bible”.

Vault of Flickering Souls se encarga de abrir el LP, una introducción fría y oscura de escasos dos minutos que nos va preparando para lo que está por venir. Guitarras lentas y una batería pesada a la que se le suman extraños sonidos acompañados de una voz distorsionada nos da la bienvenida a For Our Days Are Numbered, el primer corte del disco. Rápido y demoledor son los dos únicos adjetivos con los que podría definir este primer tema de Chronicles From The Black Bible. Puro black metal con influencias de un primigenio Black Noruego como el que practicaban los cafres Mayhem en sus primeros años con tintes de unos suecos Necrophobic. Un amplio abanico de influencias que se fusionan con la atmósfera propia que la banda es capaz de mezclar de forma homogénea creando así un conjunto sólido que funciona a la perfección. El trabajo vocal es inmaculado, preciso y sin duda es uno de los platos fuertes del álbum.

Sons of the Ophidian se abre paso al igual que su predecesora, rápida y dolorosa, sin cuartel. No hay tiempo para respirar, el álbum avanza de forma desenfrenada, no hay tiempo para pararse a pensar. Sin duda es otra de las cualidades de éste disco, puedes escucharlo varias veces seguidas porque entra solo y cuando te quieres dar cuenta ya te ha atrapado. Un trabajo excelente, el sonido de la batería es excelente, limpio y preciso, las guitarras cumplen con creces aunque quizá hubiese esperado un poco más de variedad en un tema con una composición de este calibre.
The Withering of All Species es, quizá, la joya oculta de este disco. Una introducción lenta y melódica que encandila desde la primera escucha para luego explotar de forma prematura mostrando el lado más oscuro y pesado de la banda. Una composición excepcional que cuenta con una parte instrumental más melódica donde podemos apreciar con más detalle el excelente trabajo de las seis cuerdas. En total, siete minutos de pura magia que son capaces de transportar al oyente a un paisaje frío y lúgubre para no volver jamás.
Ex-Nihilo es posiblemente el tema del álbum en que más destaco el trabajo de la batería y el bajo. La voz es como un cuchillo, desgarradora y pesada, así como las propias guitarras que, de nuevo, realizan un trabajo brillante. Aquí el bajo está presente durante todo el tema, con una presencia más que justificada y que acentúa la amalgama de riffs que componen el antepenúltimo corte del disco.

Knowledge Through Suffering arranca con una breve introducción radiofónica que da paso al pesado riff que compone la parte principal del tema. Es, posiblemente, el tema más tedioso de este Chronicles From The Black Bible, sus ocho minutos y medio pueden acabar cansando y es el mejor ejemplo que podría emplear para reivindicar que en el noventa por ciento de los casos la fórmula del “más es mejor” no conviene en absoluto. Un tema brillante que se ve eclipsado por su excesiva duración, pero igual de disfrutable.
A Descent into the Abyss cierra el disco por todo lo alto. Un tema pesado, lento y con un riff muy machacón que seguramente funcione de maravilla en directo. Una vez más debo destacar el estupendo y magistral trabajo por parte del bajo y la batería que marcan el ritmo de toda la estructura con mucha fuerza y aportando ese toque violento que caracteriza todo el álbum. Las afiladas guitarras realizan aquí su mejor trabajo, se aprovechan al máximo y dan rienda suelta a todo su potencial. La voz sigue sonando atronadora desde el mismo momento en que la escuchamos por primera vez, fría y desgarradora por igual. Con este tema damos por finalizado el disco y os puedo decir que nada más terminar, querréis escucharlo una segunda vez, os lo garantizo.

Un segundo trabajo al que se le ha dedicado tiempo, esfuerzo y muchas ganas. Este tipo de discos son los que uno quiere escuchar cuando quiere música de calidad. No es una banda que tenga que envidiarle nada a otras bandas foráneas, con un estilo propio y una única identidad que funciona como una maquinaria perfecta, todos los engranajes encajan y siguen un mismo tempo a la perfección. Para mí, uno de los mejores discos del año pasado y posiblemente de los mejores álbumes de black metal de nuestro país.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WordPress SEO fine-tune by Meta SEO Pack from Poradnik Webmastera
A %d blogueros les gusta esto: